1

Diciembre 28, 2019 04:14 hrs.

REDACCIÓN › iconos

Cultura Internacional › México


Muy orgullosos se encuentran los hidalguenses ante la exhibición del nacimiento hecho en Hidalgo, donde artesanos pusieron lo mejor de si, y ahora está engalanando el Aula Paolo Vl instalada en los Museos del Vaticano.

Informes del secretario de Cultura, José Olaf Hernández Sánchez, dieron a conocer que desde el pasado 24 de diciembre y hasta el 2 de febrero, estará en exhibición del nacimiento, el cual está hecho de cera, madera, obsidiana, latón, textiles, bordados, carrizo, fibras vegetales y barro de chililico y lo mejor de todo, por manos de artesanos hidalguenses.

Hernández Sánchez indicó que por instrucciones del gobernador Omar Fayad y con la invitación de los Museos Vaticanos, la Secretaría de Cultura estatal se trabajó de la mano con artesanos y diseñadores hidalguenses para lograr estas maravillosas piezas únicas y llevarlas hasta Roma, llenando los espacios de talento y belleza, digna de admirarse y reconocerse, atrayendo la atención de Europa hacia la cultura y tradiciones de Hidalgo.

Cada pieza es sin duda una obra de arte, las cuales llevaron un tiempo de elaboración de dos meses y bajo el diseño del artista Silvino Loperztovar, las figuras tipo humanas de 1.60 metros fueron hechas por el artesano Margarito Hernández de la localidad de Tlahuelompa, municipio de Zacualtipán, todas ellas con una base de fibra de vidrio y tallado de madera para lograr los detalles requeridos, mientras que la casulla de Baltasar; el bordado realizado con la técnica de hilvanado fue obra de la artesana Abigali Isidro Caramaya, originaria de Los Remedios, municipio de Ixmiquilpan.

Por otro lado la confección de las prendas de María y José, estuvieron a cargo de María Trinidad González García, originaria de la localidad El Mejay, municipio de Chilcuautla, fueron hechas con telar de cintura, lo que implica entrelazar perpendicularmente dos grupos de hilos: urdimbre que son los hilos paralelos, es decir el largo del tejido y la trama, hebras que se entrelazan con los primeros para formar los diseños. Cabe señalar que fueron elaboradas dos piezas de Niño Dios, uno de madera, creación del artesano Rafael Castillo Chávez, originario de la localidad de Carpinteros, municipio de San Agustín Metzquititlán; misma que fue elaborada sobre madera de cedro, la cual pasó por varios procesos de tallado y lijado para lograr la textura deseada tipo mármol.

Finalmente la segunda pieza de Niño Dios es de obsidiana suprema, única en el mundo por su tonalidad y obra del artesano Alejandro Castelán Mata originario del Cerro de las Navajas, El Nopalillo, municipio de Epazoyucan.​

VER NOTA COMPLETA

CONTACTA AL AUTOR

Escribe un comentario directo al autor

SUSCRIPCIÓN

Recibe en tu correo la información más relevante y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.