1

Septiembre 18, 2019 00:24 hrs.

Marisol Rubio › iconos

Política Nacional › México Hidalgo


Se ha dicho que a lo largo de la historia política de México a la par de la creación de los partidos, se han fundado un sin fin de asociaciones, sindicatos y organizaciones de distinta índole, algunos de ellos con el objetivo de agremiar, representar y defender sectores tales como: Transportistas, comerciantes, maestros, campesinos, restauranteros, mineros, entre otros.

Y como era de esperarse, en esta nueva administración no ha sido la excepción, ya que tanto nuestro Presidente AMLO y su partido Morena naturalmente han tratado de fortalecer un liderazgo y por lo tanto al propio gobierno, motivo por el cual dio vida a la Confederación Auténtica de Trabajadores y Empleados de México (CATEM) encargado de aglutinar y reagrupar a sus filas a varias organizaciones tales como la CTM, mineros, comerciantes, entre otros, que casualmente en su momento pertenecieron a las filas del PRI, aplicando la frase ’Muera el Rey, viva el Rey’.

Lo que no resulta congruente en el gobierno de López Obrador es que se jacta de decir que los apoyos llegan directamente a los beneficiarios, sin tener intermediarios ni organizaciones de por medio cuando la CATEM por eso se caracteriza; otro de los aspectos poco coherentes relacionados con esta organización es que se se dice que ésta no pertenece a ningún partido político, cuando toda su diligencia nacional son: Pedro Haces, Fortunato Rivera, senadores y diputados de Morena y a nivel estatal Roberto Martínez y Francisco Lanzagorta, operadores morenistas.

Entre todas estas confusiones y cuestionamientos que ha generado esta ’organización’ es la promesa de entregar apoyos y proyectos productivos para el campo y el ganado que sólo se ha quedado en ofrecimientos y mentiras, pues ha pasado de ser creada para dignificar y defender los derechos laborales, a todo lo contrario, prueba contundente es el caso del Diputado Federal e integrante de dicha dirigencia, nada menos que Fortunato Rivera, quien a sus empleados los despide sin justificación alguna y lo peor de todo sin goce de liquidación, pero ¿Qué se puede esperar de este déspota sujeto si en elecciones pasadas al sentirse ’seguro’ del triunfo negaba tan solo las audiencias a los adultos mayores? Y no sólo eso pues el trato hacía ellos era de forma miserable y a la fecha este señor se dirige de manera contraria a la que supuestamente ’el presidente del pueblo’ está en contra.
¿Será acaso que pertenece o se dirige como ’La mafia del poder’? Que nos explique ¿En dónde quedó el no mentir, no robar y no traicionar?


VER NOTA COMPLETA

CONTACTA AL AUTOR

Escribe un comentario directo al autor

SUSCRIPCIÓN

Recibe en tu correo la información más relevante y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.